Despertar

Amanezco atrapada en la cárcel

de tus métricas extremidades,

en medio de oblicuos humores

y densidad de contacto.

Exploras mi geografía

cual desolado paraje inconcluso,

te envuelves en la bruma

de esta agitada mañana

que nos ha hallado en silencio…

interminables los esfuerzos

por convencernos de nuestras convicciones,

infinitas energías invertidas

en cada intento por redescubrirnos,

inacabables las aproximaciones;

sonoro contacto,

estruendosas miradas,

los besos, las manos inquietas,

¡las atropelladas palabras!

debilitados los cuerpos,

estremecido el espíritu,

la aurora se inserta muy hondo

en las pieles:

nos revive y nos aniquila…

Yacemos victoriosos

pues nos hemos conquistado

mutuamente,

el ruido del mundo comienza

a filtrarse entre las esquinas

y nos convence de que aún respiramos

y debemos regresar de

los salvajes parajes donde hemos

deambulado

en la temprana mañana

para retornar a la cotidianidad

que nos aguarda al otro lado

de la alcoba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s