tierra suelta

¿y si digo que me enorgullezco de mi cinismo, de mi certidumbre de la muerte, de la inminente derrota?

¿y si ya me acostumbré a las sonrisas que expresan amargura?

[compré muchos lápices azules. no voy a usarlos para construir el altar de nadie. quiero no quiero cargar la muerte de alguien hasta que el peso de su osamenta me desgaste. tengo experiencia en ello.

[sus ojos caídos, como tristes. sus proyectos]

pero no es el peso de la osamenta,con tanta tierra suelta encima, lo que realmente hunde. es la historia que se trunca. es la suma de poquitos años, es el curriculum; son las breves confesiones, son las ansias de construir con los fragmentos, lo que realmente desgasta.]

te revuelves dentro de mi, como la muerte.

aprendí, desde pequeña que en el fondo del espejo ya no hay nada.

la derrota nos empuja a seguir, nos espera hasta el final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s