ni siquiera se llama insomnio

no querer dormir

por miedo al

terrible instante

en que,

cada mañana,

abres los ojos

 

despertar cargada

de batallas perdidas

 

en la soledad

poblada de memoria

 

el sonido de la alarma

 

¿a quién le importa?

aquí me quedaré por siempre

 

volver a sentir

los huesos rotos

y atoradas

las fotos

en la garganta:

ni siquiera se llama insomnio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s