Tag der Toten

aún no descifro
el lenguaje en que
estás tejido
se me cofunden las
diéresis turcas
con el hipnótico árabe
en que recitan
el corán
y  la fonética alemana
se alza
como un muro
cuando te escucho
·
·
y
sin  embargo
·
·
me preguntas
por el día de muertos
·
quieres saber
·
te cuento la leyenda
de la mujer dormida
te comparto mixquic
y sus luminosos senderos
esperando llenarse de
muertos
     de almas
         de recuerdos
·
·

me compartes

el tandir en que
tu madre prepara el pan
y tu peregrinación
celebrando  Eid ul-Fitr
a tus primos todos
(a más de treinta
les has llevado regalos)
la foto en que apareces
luego de pintar tu flat
tu trabajo del día a día
los dieciséis kilómetros
de Berlín hacia Potsdam
y la felicidad de tu madre
en esa foto
fumando un habano cohiba
·
·

dices que

nos parecemos mucho
·
y yo
·
que
no sé qué significa eso

lunes a viernes, sábado y domingos

¿de qué me vale tu amor

allá afuera donde soy

una contra el mundo?

·

¿cómo implemento tus besos

tu ternura

en el mundo real?

·

¿de qué me sirven las canciones

el feliz respeto que compartimos

si afuera soy blanco

de cualquier injuria?

·

¿se supone que somos dos?

·

porque allá afuera sólo cuento uno

porque allá afuera sólo estoy yo

·

¿o se supone que pelees mis batallas?

¿que los venzas por mi?

·

dime, las canciones que hacemos,

las atenciones

del uno hacia el otro

la calma de nuestro hogar

¿de qué me sirven cuando

me veo arrojada fuera,

día a día, interminablemente?

·

tan sólo quisiera que tú

salieras conmigo

que no me abandonaras

que pusieras un pie

fuera de la comodidad

y la quietud

que lucharas tus propias batallas

y supiera que estás ahí

al frente

de pie

y no  sólo atento al reloj

esperando mi regreso

para disfrutar la calma

y tibieza de nuestro hogar.

·

tan sólo quisiera

no saberme sola

cuando parto.