diario sin fechas x

 

clouds
Photo by Kanghee Kim

no sé si de esto se trate la adultez (o sea tan sólo el cansancio) pero he aprendido a decir

soy feliz

así sin más. sin pretender que fuegos artificiales estallen gloriosamente a mi paso. sin tener una razón profunda y reveladora, o la certeza del futuro agarrada entre las manos. sin necesitar estar enamorada ni ser correspondida.

últimamente entreveo cierto balance entre tragedia, derrota, estrés y satisfacción, que me ha hecho ver el vaso medio lleno.

este día calurosísimo y tremendamente largo, puedo decir, con modestia, que soy feliz.

mañana veremos cómo amanece el mundo.

 

Anuncios

diario sin fechas viii

[1] ojalá hubiera puesto más atención cuando nos conocimos

 

[2] hoy se trata de volver a empezar. algo. lo que sea. sólo recomenzar, como hábito de primavera, por simple instinto.

 

[3] olvidé ponerle agua a las plantas porque  traigo demasiados fragmentos de recuerdos entre manos. pedacitos de historias, ganas de algo (¿de volver? ¿concluir?), y una despedida que se va extendiendo más allá de lo debido.

 

 

augurio

un colibrí vino de visita. lo sostuve en las manos, le di de beber. fue como aquella vez, hace tantos años. la gente nos dijo “es de buena suerte”. necesitaba creer en alguna clase de augurio. (ser bendecidos con el vaticinio de la buena fortuna).

aquél colibrí fue devorado vivo por las hormigas.

este simplemente murió. luego, seguramente, fue devorado por hormigas.