nota al margen xvii

te extraño y eso que no te has ido aún 

te miro y ya no sé qué dicen tus ojos

ya no se encienden como antes

ya no soy motivo, murmuro

y te doy espacio

y no hago preguntas

y renuncio a cualquier afán de reproche

(no vaya a ser que la pregunta nos devore a los dos)

pero extraño

el lugar

los momentos

saber que éramos motivo

el uno para el otro

y ya ni siquiera quiero decírtelo

porque necesito una señal

indicación de que sigues aquí

conmigo

te extraño y tengo miedo a decírtelo

no vaya a ser 

que no tengas nada 

que decir como respuesta.

nota al margen xvi

esperar. esperar alguna señal de complicidad, de duplicidad, de binomio feliz. esperar deseando que no falte mucho para que me dejes ver lo que hay en tu mirada, en los silencios que se han vuelto incómodos entre los dos. esperar que la libertad, la falta de interrogantes, sean leídas como eso y no como falta de interés. esperar dudando de mi misma. esperar con paciencia porque, como escribió c. lispector.,  “siempre me parece una cuestión de paciencia, de amor creando paciencia, de paciencia creando amor”. porque seguiré esperando pacientemente una señal (como ya lo dije antes), mientras te siga queriendo como lo hago.

nota al margen xiv

[1] nunca había estado tan dividida como lo estoy ahora. caminar hacia adelante. de nuevo hacer una maleta pequeña y tomar un vuelo esperando que algo… esperando algo.

de verdad lo estoy intentando aquí y ahora.

al mismo tiempo me despido en cada instante, sin decirlo abiertamente.

***

[2] redactar números, reportar resultados, explicar  lo que el ojo no ve, hacerlo más claro, desviar a atención hacia lo importante. el talento que no tengo.

***

[3]  tanto tiempo preparé este encuentro, tanto tiempo pensé en el instante en que volveríamos a vernos.

y no quiero admitirlo, porque todos esos planes soñados se escaparían como pájaros de sus jaulas…

lo cierto es que no sé si sea la misma persona que cuando todo comenzó. no sé quién sea en realidad. ya no lo sé.

***

[4] sigues siendo aquello que busco como meta, como el hogar definitivo, como el destino prometido.

 

anotaciones del miedo

( 1 )

“let’s meet there”

como si con esa frase se iniciara algo -en lugar de terminarlo.

si pudiera preguntarte directamente, si pudiera hablar francamente, sabría mejor dónde estoy, hacia dónde vamos.

( 2 )

para mi significa todo. iría como cuando te vi en berlín: con una valija pequeña y totalmente desarmada. sin táctica ni estrategia. no sé qué significaría para ti.

( 3 )

estoy dispuesta a esperar los años que haga falta. quiero estar lista para cuando eso sea. quiero poder darlo todo y ahora no sé si tenga algo que dar.

pero es ahora cuando dices “ven”.

(4)

gafas de sol

vacía posesión de las cosas

poderosa contemplación de uno mismo

agua y café y cigarros y mañana y luz y nada más

problemas imaginarios

respuestas ambiguas

gafas de sol

plantas

¿qué hacemos del tiempo que se nos da?

never get old never get old never

never

never

post-its, barniz de uñas, pantimedias rotas,

preguntas sin respuesta

una mañana que se extienda, indefinida, por varios días

un jueves bendito

un azotado viernes

domingos falsos, palabras aleatorias

el animalito frágil en los blandos ojos de mi padre

distancia y música de los setentas

let’s get high tonight, baby, let’s get high

sonreír con cinismo

la poesía no existe

no existe

nunca existió

la poesía

nada es

todo me pertenece

Paz

{ · { · peace be upon you, my dearest friend · } · }

calma como el más quedito de los ríos,

como el estanque más quieto de todos,

como la ausencia de algo

en perfecta armonía con todo.

·

tranquilidad como descanso,

como pausa que se extiende

indefinidamente

por los bordes que no se

alcanzan a ver.

·

paz

como quien dice

voy a quedarme quieto

porque estoy cansado

por no saber si dejarse llevar

por el más iracundo

de los desenfrenos,

la más explosiva de las alegrías,

el más festivo espectáculo

de proclamación.

como quien hace un alto

en el camino

para

-ni siquiera preguntarse a dónde va-

tan sólo estar callado, en paz,

sin emitir ni un sí

ni un no

ni un quizás.

·

calma.

paz.

tranquilidad.

serenidad.

·

que la paz sea contigo,

si es eso lo que buscas,

rezaré para que la encuentres.

hoy tengo ganas

hoy tengo ganas

de escribir un cuento de ovejas y fuego

de borregos que balan dulcemente

en un paisaje ficticio pero posible,

de sucesos creíbles y personajes mundanos.

hoy quisiera escribir

sobre paisajes lunares

o sobre tortugas que sostienen al mundo,

sobre lo que fuera

mientras fuese mentira,

mientras no dijera nada

sobre aquello que traigo

entre manos,

ennredado en la punta de la lengua,

encendido entre ceja y ceja.

hoy tengo ganas

de hablar de lo que sea

con quien sea

menos de aquello

de lo que realmente

quisiera hablar.